VOLVER A LA PÁGINA INICIAL

 

DIAPOSITIVAS QUE RESPALDAN AL ARTÍCULO “EL GRUPO DE PERTH REPLANTEA LA EXISTENCIA DEL VIH”

 

 

Fig. 2. Microscopía electrónica de secciones ultra finas de linfocitos del cordón umbilical que producen virus.

La inserción muestra varios estadios de gemación de partículas en la superficie celular.

 

Esta es la fotografía al microscopio electrónico publicada por Montagnier.

En esta diapositiva, la estructura amplia e ininterrumpida en la mitad inferior, es un trozo de un linfocito procedente del cordón umbilical. En su superficie se encuentran algunas vesículas (gemaciones) y en las proximidades se hallan unas pocas partículas libres de células. Estas apariencias fueron señaladas como “linfocitos del cordón que producen virus [y que muestran] varios estadios de gemación de partículas en la superficie celular”.

Montagnier clasificó estas partículas como pertenecientes al género tipo C de la subfamilia de los Oncovirus. En realidad, en el resumen del artículo a estas partículas se las denomina “virus tumoral de tipo C típico” (=Oncovirus). Más adelante se supo que Gallo escribió el resumen del artículo de Montagnier, pero también Gallo, en sus propios artículos de 1984 sobre aislamiento, clasificó al “nuevo retrovirus” dentro del mismo género, es decir, partículas de tipo C.

 

 

 

 

                                                                                                 

Fig. 4. Viriones extracelulares. Un virion completo y un virion en gemación

ubicados cerca de la lámina basal (b) (x 9.000). A la derecha

los dos viriones se ven aumentados (x 90.000)

  

Aquí tenemos una partícula retro viral, una partícula de tipo C, que se encuentra en la mayoría de las placentas. A la izquierda se encuentra aumentada a baja energía y a la derecha a alta energía.

Panem S: C Type Virus Expression in the Placenta. Curr Top Pathol 1979, 66:175-189

 

 

 

 

  

Aquí tenemos una imagen de una partícula de tipo C placentaria junto con las partículas del VIH de Montagnier del 1983. Aquellas señaladas en 1983 son partículas “de tipo C típicas”.

¿Quién puede decir si los cultivos de Montagnier habrían contenido o producido partículas de este tipo aun cuando hubiesen sido producidas sin los linfocitos de BRU? Es imposible saberlo sin contar con cultivos de control. 

 

 

 

 

 

 

Esta investigación demostró que las “partículas del VIH” estaban presentes en 18-20 (90%) de los pacientes con hipertrofia de nódulos linfáticos atribuida al SIDA. Sin embargo, se encontraron partículas idénticas en 13-15 (87%) de los pacientes con hipertrofia de nódulos linfáticos no atribuida al SIDA y no a riesgo de desarrollar SIDA.

 

 

 

 

 

 

Fig.1 Micrografía electrónica deuna preparación del virus Roux del sarcoma. Fue fijado en permanganato de potasio, seccionado y a la sección se le colocó tinción de acetato de uranil. La micrografía electrónica fue tomada con Siemens Electro II y su aumento instrumental es 15.000 mayor. El aumento real de la ilustración es de x 30.000

  

Esta diapositiva fue publicada en 1961 y confirma que es posible tomar una fotografía al microscopio electrónico en la banda a 1,16 gm/ml y mostrar partículas purificadas y retrovirales. Estas son partículas del virus del sarcoma de Rous, un retrovirus animal descubierto por Rous en 1911. Obsérvese que a diferencia de muchas imágenes del VIH, esta EM tiene un tamaño de 1000 nanómetros.

Por más de veinte años hemos pedido que se presente evidencia similar respecto al VIH. Es decir, evidencia que lo que Montagnier y Gallo llamaron virus “purificado”, está compuesto por partículas retrovirales y nada más que partículas retrovirales.

Nadie respondió pero en 1997, dos grupos de investigadores por separado, uno de ellos, una colaboración franco-alemana y el otro formado por miembros del Instituto Nacional del Cáncer norteamericano, publicaron artículos en la edición de Marzo de la revista Virology.

 

 

 

 

 

  

La parte superior catalogada como (a) es la banda a 1,16 gm/ml procedente de las células infectadas, es decir, células H9 infectadas con el VIH. La parte de en medio, catalogada (b), es otra vez la banda 1,16 gm/ml, otra vez procedente de las células infectadas, pero esta vez las células fueron obtenidas de individuos normales.

La parte inferior representa la banda a 1,16 gm/ml obtenida de cultivos celulares no infectados. No se necesita ser un científico o un experto del VIH para darse cuenta que, fuese lo que fuese que muestran estas fotografías, no es nada que haya sido purificado. En un compuesto que está purificado cada objeto se parece a todos los otros objetos.

  

Pues aquí tenemos la primera fotografía al microscopio electrónico del grupo franco-alemán* que muestra lo que es realmente este material. En una compuesto que está purificado cada objeto se parece a todos los otros. Imaginemos una caja de manzanas. De hecho, los autores de este artículo catalogaron la primera sección como (a) “Vesículas purificadas procedentes de células H9 infectadas”, y la segunda sección (b) como “células mononucleares activadas de la sangre periférica”. Aunque este artículo trate de los preparados del VIH, los autores no catalogaron sus fotografías como “VIH purificado” pues no podían hacerlo. Es decir, después de catorce años los propios expertos del VIH confirman que no existe una cosa tal denominada VIH purificado.

  

Si examinamos las fotografías con más atención, ¿Qué vemos? La mayoría del material son fragmentos celulares y en algunos lugares los autores colocaron flechas que indican las muy pocas partículas que consideran ser el VIH. Pero si se observa la sección inferior, que está preparada con células no infectadas, hay tres partículas que hemos trazado en azul, que se parecen a las que los autores consideran ser el VIH.

 

Observando las secciones (a) y (b) es difícil decidir exactamente cuales criterios utilizaron los autores para clasificar partículas como VIH. Pero aun aplicando estos criterios, fuesen los que fuesen, las partículas no tienen las características morfológicas que deberían tener las partículas retrovirales.

                      

Una de las primeras e inequívocas observaciones que se pueden hacer acerca de las partículas señaladas con flechas es su diámetro. Hemos medido todas estas partículas con un micrómetro pero su diámetro medio es de 136 nM y ninguna partícula tiene un diámetro menor que 120 nM. Por lo tanto estas partículas son demasiado grandes para responder a la definición de partícula retro viral. Recordemos que el diámetro retro viral es de 100-120 nanómetros**

 

Otro tema es que los productos químicos utilizados en los cultivos ilustrados en las secciones (a) y (b), como aquellos que hemos visto que se utilizaron en las diapositivas anteriores, incluso el agente mito génico PHA, no fueron utilizados en los cultivos en la sección inferior. Ello significa que los cultivos no fueron tratados igualmente aparte de la adición del “VIH”. Por lo tanto, la sección inferior no es un una sección de control adecuada. Dado que pueden aparecer partículas retrovirales aun espontáneamente, o pueden ser producidas por las condiciones del cultivo, debido a que los autores no agregaron esos productos químicos, inclusive el PHA, no se puede excluir la posibilidad de que lo que se presenta en la sección inferior por lo demás hayan resultado idénticas a las secciones (a) y (b).

 

SUPLEMENTO

En la leyenda de esta EM se puede leer:

FIG. 2. Los preparados de VIH-1 purificado están contaminados por vesículas celulares. Vesículas purificadas procedentes de células H9 infectadas (a) y PBMC activadas (b) sobrenadantes (la fracción 6 de la Fig. 1a y la fracción 5 de la Fig. 1b, respectivamente) o de células H9 no infectadas (c) (la fracción 6 de la Fig. 1e) fueron tratadas para su análisis con microscopia electrónica tal como fue indicado bajo el titulo Materiales y métodos. Las vesículas celulares parecen ser un grupo heterogéneo de vesículas delineadas de membrana electrón-densas y electrón-luminosas a la vez, que varían en tamaño desde aprox. 50 hasta 500 nm. (El aumento original es de 136.000).

Los viriones están indicados a través de flechas.

*Afiliaciones del estudio de colaboración franco-alemán

Centro de Inmunología de Marsella-Luminy, Casilla de correo 906,  13288 Marsella, Francia; e

Instituto Robert Koch, Nordufer 20  D13353, Berlín, Alemania.

**En la taxonomía de retrovirus revisada del 2000, bajo el titulo “Morfología”, se lee: “Los viriones son esféricos, recubiertos y con un diámetro de 80 a 100 nm”. Por lo tanto el diámetro de las partículas “VIH” del estudio franco-alemán tiene aun menos que ver con el diámetro definido. Véase: http://www.virustaxonomyonline.com/virtax/lpext.dll/vtax/agp-0013/rtr03/rtr03-sec1-0001?f=templates&fn=document-frame.htm&2.0#rtr03-sec1-0001

 

 

 

  

 

Ninguna de las partículas en el estudio franco-alemán tiene protuberancias o núcleo con forma cónica o cuerpos laterales que se puedan ver fácilmente en la imagen de la izquierda y que también están indicados en la imagen de la derecha. Lo que significa que la partícula del estudio franco-alemán no puede ser un retrovirus.

 

 

 

 

 

  

Ahora observemos los resultados publicados por el Dr. Julian Bess y sus colegas de los Estados Unidos.*

Esta fotografía al microscopio electrónico, también dividida en tres secciones, representa sus esfuerzos para purificar el VIH. La sección superior catalogada como MN es material de gradiente de densidad obtenido de células de H9 infectadas. La sección del medio catalogada como CL4 es un clon infectado de células H9 llamado CL4. Este cultivo se originó de otro cultivo que fue manipulado drásticamente, incluso fue co-cultivado con células que habían sido irradiadas en exceso y estaban más o menos muertas. La sección inferior catalogada como MV representa otra vez una banda de gradiente de densidad de un cultivo no infectado. Como se puede ver, otra vez no se ha purificado nada. En realidad es difícil discernir cualquier diferencia entre las tres secciones, aunque la CL4 parece tener más partículas. En MN y CL4 es muy difícil encontrar partículas con la morfología de retrovirus. Lo que está catalogado como MV son micro vesículas. Estas son estructuras celulares, no partículas retrovirales y la mayoría del material está compuesto de micro vesículas y otro material celular.

 

SUPLEMENTO

*Afiliaciones de los autores norteamericanos

Programa de vacunas para el SIDA, Instituto Nacional del Cáncer-Centro Frederick de Desarrollo e Investigación del Cáncer, Frederick, Maryland 21702-1201

 

 

 

 

 

 

 Bess y sus colegas también llevaron a cabo un experimento que no se había realizado antes. Tomaron las proteínas de las tres bandas, MN, CL4 y MV y las transfirieron a un gel. Es decir, tenían un gel que contenía todas las proteínas de MN, otro con todas las proteínas de CL4 y un tercero con todas las proteínas de MV. Entonces sometieron cada gel a un campo eléctrico para separar las proteínas de cada gel de las demás. Esta es una técnica de laboratorio estándar conocida como electroforesis. En este procedimiento se aplica una corriente positiva de aprox. 100 volts en la parte inferior del carril y dado que las proteínas tienen una carga negativa, comienzan a moverse hacia abajo a través del gel. Cuanto más alto es el peso molecular más lentamente y mínimamente se mueven las proteínas mientras que las proteínas más ligeras se mueven cada vez más rápido. Después de varias horas las proteínas se separan de acuerdo a sus pesos moleculares y carga. Entonces los geles se tiñen con una tintura específica para proteínas que muestra a las proteínas individuales como series de líneas negras y horizontales. Obsérvese que el grosor o la oscuridad de una banda está determinada por la cantidad de proteína presente en la banda. Puede que haya más de una proteína en la banda. Todo lo que se necesita es que una o más proteínas tengan los mismos o casi los mismos pesos moleculares. Las proteínas se identifican a través de proteínas markers de pesos moleculares conocidos que figuran en el lado izquierdo de la diapositiva. El carril A es la banda no infectada, el carril B es la banda de células H9 infectadas y el carril C es la banda CL4 infectada.

Es decir, nosotros opinamos que las mismas proteínas con los mismos pesos moleculares están presentes en todos los especímenes bandeados de gradiente de densidad, tanto en los infectados como en los no infectados. La única diferencia entre todas esas bandas es cuantitativa, no cualitativa.

La interpretación nuestra de este experimento de electroforesis es que no hay diferencia entre los tres carriles excepto el hecho que, en algunas partes, varía la oscuridad de las bandas. (Tened cuidado de no confundir bandas electroforéticas, que son proteínas, con bandas de gradiente de densidad, que son partes de un gradiente de densidad que tienen la misma densidad y por lo tanto son capaces de concentrar material de las mismas densidades. Se utiliza la misma palabra para dos cosas completamente diferentes). 

 

VOLVER A LA PÁGINA INICIAL