POR QUÉ LOS ARGUMENTOS “NO SE HA DEMOSTRADO LA EXISTENCIA DEL VIH” Y “EL VIH EXISTE PERO ES INOCUO” SON MUTUAMENTE DESTRUCTIVOS Y NUNCA PUEDEN SER PLANTEADOS COMO OPCIONES EN UN JUICIO PENAL

PAPADOPULOS-ELEOPULOS Y COLS. 

Estimado [...]*:

He aquí nuestra respuesta a tu mail fechado el 8 de Abril.

Saludos,                                                         

Eleni y Val                                                  

24 de Abril de 2009

*n.d.t.: No colocamos el nombre de la persona a quien va dirigida esta respuesta para respetar su privacidad

 

I “El punto en común de ambos grupos [“el grupo de Duesberg y el grupo de Perth”] es que no existe un agente viral”.

Desgraciadamente no es así. En realidad la inmensa mayoría, si no todos los miembros de la “comisión ejecutiva de RA” creen que “existe un agente viral”. Sin embargo, discrepan entre ellos acerca de detalles importantísimos y también se contradicen a ellos mismos respecto al tema de la evidencia que aparentemente demuestra su existencia. Según Peter Duesberg, se demostró la existencia del “VIH” “a través del método más riguroso que se encuentra disponible hasta la fecha, es decir, la clonación molecular del ADN del VIH infeccioso”.

David Rasnick discrepa: “Nunca nadie obtuvo el VIH viable e infeccioso...”. (Obsérvese que por definición los virus son infecciosos, es decir, las partículas de virus se transmiten de una célula a la otra y se replican – producen más partículas iguales). Esto sucede in vitro (en cultivo) e in vivo, que es una trasmisión de una persona a la otra. Si no existe un “VIH infeccioso” entonces no existe el virus. Sin embargo, David afirma: “El VIH existe por el simple hecho de que científicos capaces sintetizaron cientos de versiones del virus en laboratorios y etiquetaron a todos ellos como VIH. Por definición, esa cosa era el VIH”.

En primer lugar, los virus son partículas que tienen componentes moleculares únicos y características morfológicas bien definidas, y son infecciosos. No se puede tomar algo, etiquetarlo como VIH y decir que se lo define como si fuera el “VIH”, y por consiguiente afirmar que el “VIH” existe.

En segundo lugar, por lo que entendemos, hasta la fecha nadie ha logrado sintetizar ningún virus de ninguna clase. Todos hemos escuchado hablar de teorías de conspiración según las cuales el VIH fue sintetizado en laboratorios por retrovirólogos, incluso Peter, incluso la CIA. Nosotros no tomamos parte en teorías de conspiración.

Según Etienne de Harven, los expertos del VIH fueron capaces de encontrar partículas que son “retrovirus típicos” a través del microscopio electrónico. Sin embargo, según su punto de vista, estos virus no son el VIH, sino que hay otros agentes virales. El punto de vista de Etienne, es decir, el descubrimiento de que las partículas con las características morfológicas de los retrovirus, es prueba de la existencia de un retrovirus, no es compartido por Peter: “... partículas y proteínas podrían representar material completamente no viral”.

Antes de que llegara a ser miembro de la “comisión ejecutiva de RA”, Henry Bauer decía que el “VIH” era un “fraude”. Y de que él presentó evidencia de que el “VIH” no había sido aislado, es decir, no se había demostrado su existencia. En su artículo “Distribución por edad incongruente de las infecciones por el VIH y muertes provocadas por la enfermedad del VIH: ¿Dónde se encuentra el periodo latente entre la infección por el VIH y el Sida?” Bauer escribió lo siguiente: “La razón es que nunca se llevó a cabo ni se publicó un aislamiento exitoso de viriones enteros del VIH directamente de un paciente con  Sida o de un individuo VIH-positivo16-18”. Las referencias 16-18 son:

16      Bauer HH., Jefferson N.C.: “The Origin, Persistence and Failings of HIV/AIDS Theory (“El origen, persistencia y defectos de la teoría del VIH/Sida”), McFarland, 2007.

17      De Harven E. “Problems with isolating HIV. Address to European Parliament” (“Problemas relacionados con el aislamiento del VIH. Discurso en el Parlamento Europeo”, 8 de Diciembre de 2003. Traducido en inglés por de Harven.

http://hivskeptic.wordpress.com/2008/01/15/hiv-has-never-been-isolated-from-aids-patients/. Sitio visitado el 23 de Marzo de 2008.

18      Pease E. P.: “Aids, Cancer and Arthritis: A New Perspective” (“Sida,    cáncer y artritis, una nueva perspectiva”), 2005; páginas 124-125. ISBN 0-9550567-0-5. Se encuentra disponible en el sitio: www.phyllis-evelyn-pease.com. Sitio visitado el 23 de Marzo de 2008.

Ahora Bauer afirma que si pedimos que se presente evidencia acerca de la existencia del “VIH” nosotros “... sólo reforzamos la opinión insistente de la corriente dominante de que somos excéntricos”.

Por una parte, David Crowe afirma que discrepa con Peter acerca de la existencia del VIH pero por otra parte lo convenció a Kevin Borick [el abogado defensor del juicio Parenzee en Australia] de que estábamos equivocados en este aspecto.

 

II “... no existe ningún vínculo entre sexo y “Sida””.

Es verdad que no existe ninguna prueba de que el Sida es una enfermedad que se transmite por vía sexual, es decir, que el Sida es transmitido de un compañero pasivo a uno activo y viceversa. Pero también es verdad que desde 1982, cuando se llevo a cabo el primer estudio para examinar la relación entre sexo y Sida, los datos demostraron fuera de duda de que el compañero anal receptivo (pasivo) corre el riesgo de dar positivo a un análisis de anticuerpos al “VIH” y al Sida. Eso es verdad tanto para los homosexuales como para los heterosexuales. Es significativo el hecho de que el compañero activo no corre riesgo. Empleando una analogía, un análisis o un resultado de análisis positivo al Sida es como el embarazo, ya que puede ser adquirido por el compañero pasivo pero no por el compañero activo. El Sida y un análisis positivo, como el embarazo, pueden ser adquiridos por vía sexual pero no transmitidos. La diferencia es que el embarazo puede ser adquirido después de un único contacto sexual, mientras que en el caso del Sida se necesitan varios contactos, es decir, una gran frecuencia de contactos sexuales durante un periodo de tiempo prolongado.

La afirmación de algunos disidentes de que el sexo no juega ningún papel en el Sida se opone a la evidencia y ha provocado un inmenso daño al movimiento disidente. Esta evidencia es tan aplastante que ningún editor de ninguna revista científica sería capaz de apoyar a los disidentes. A causa de esto, los expertos del “VIH” nos han tachado de peligrosos (y aun lo hacen). Y lo éramos, y muchos de nosotros aun lo somos.

Hoy en día todo lo que los expertos tienen que hacer para causar un daño irreversible al movimiento disidente es lo siguiente:

1.      tomar el volante “La trampa del Sida”.

2.      encontrar algunos individuos que puedan afirmar que siguieron el consejo que da este volante y aunque nunca tomaron ninguna droga (legal o ilegal), se hicieron un análisis que dio positivo o desarrollaron Sida.

3.      llevar a la “comisión ejecutiva del RA”, que afirma representar a todos los disidentes, al tribunal.

 

III “Estoy de acuerdo con un comentario anterior acerca del hecho de que los juicios pueden ser expuestos como opciones muy eficazmente. Basta decir al juez o al jurado de que existen dos corrientes de pensamiento, una: que estos análisis no detectan ningún virus y nunca se halló ningún virus relacionado con estos problemas, y dos: que estos análisis pueden indicar la presencia de partículas provenientes de un virus pero que el virus no está conectado con el Sida. Es decir, los tests están detectando algo completamente desconectado con cualquier enfermedad conocida. Por lo tanto el punto común es que, sea cual sea correcto, el Sida no es causado por un agente viral”.

Es verdad de que todos estamos de acuerdo con el hecho de que el Sida no es causado por un “agente viral”, el “VIH”, pero también es verdad que aquí es donde termina el “punto en común”. Existe un desacuerdo total en el punto principal, es decir, en cómo se puede demostrar que el “VIH” no es la causa del Sida. Los argumentos empleados por el “grupo de Duesberg” fueron presentados en una forma u otra durante más de dos décadas solo que sin éxito. Los expertos del VIH refutaron repetidamente dichos argumentos y dichas refutaciones fueron publicadas en la literatura científica. Es más, tal como dijimos en nuestra respuesta a David Crowe, en este aspecto no es difícil ponerse del lado de los expertos del VIH.

Imaginemos que hay un juez que escucha el siguiente testimonio:

 

A

David Rasnick (representando a Rethinking AIDS): El VIH es inocuo porque los anticuerpos lo neutralizan.

Los expertos del “VIH” (varios): No todos los anticuerpos del “VIH” neutralizan.

VFT (Valendar Turner, representando al Grupo de Perth): Los anticuerpos virales no neutralizan. Ésto lo demostró Sabin ya en 1935.

 

B

DR: Los análisis están detectando algo completamente desconectado de todas las enfermedades conocidas. Si se toma a un grupo de hemofílicos positivos al VIH o grupos militares y un grupo similar de sujetos negativos al VIH, la incidencia de la enfermedad será la misma.

Los expertos del “VIH”: La frecuencia es mayor en el grupo positivo.

VFT: Estamos de acuerdo con los expertos del “VIH”.

 

C

DR: Los análisis de anticuerpos son “malos”. No son específicos al 100%.

Los expertos del “VIH”: Es verdad. Los análisis de anticuerpos al VIH no son específicos al 100% pero ningún análisis de anticuerpos ni ningún análisis es específico al 100%. Sin embargo son muy útiles en la práctica clínica.

VFT: No existe prueba de la especificidad de los tests de anticuerpos. Su especificidad puede alcanzar el 100% o cero. Nadie sabe cual. Sin embargo, estamos de acuerdo con los expertos del VIH de que son útiles a nivel clínico.

 

D

DR: El VIH no cumple los postulados de Koch.

Los expertos del “VIH”: El VIH sí que cumple los postulados de Koch.

VFT: Si se acepta el hecho de que el “VIH” ha sido aislado y que por lo tanto existe, y de que los anticuerpos son los anticuerpos del “VIH”, entonces no es difícil para nadie argumentar que se han cumplido los postulados de Koch.

 

E

DR: Dado que se desconoce el mecanismo por el cual el “VIH” causa el Sida, el VIH no puede ser la causa del Sida.

Los expertos del “VIH”: No se necesita conocer el mecanismo. Toda la evidencia demuestra que el VIH es la causa.

VFT: Sólo porque no se conozca el mecanismo por el cual el agente causa la enfermedad, ello no implica que el agente no sea la causa.

 

[...],¿Cómo juzgarías un testimonio semejante?